Tu comercio tira dinero a la basura

Es una realidad, hay muchas maneras de tirar el dinero a la basura y sin duda una de las más escandalosas se produce en las campañas de publicidad. Pero aquí no vamos a hablar de publicidad sino de marketing y del pequeño comercio. Llevo años dedicado a la comunicación y en este tiempo el pequeño comercio ha seguido anclado en las costumbres  arraigadas en nuestro País. No existe ningún tipo de criterio lógico a la hora de crear una campaña en la inmensa mayoría de los casos, estas se llevan a cabo en medios de comunicación porque un amigo o conocido les ha ofrecido notoriedad en la empresa para la que trabaja; un anuncio, una cuña de radio, una inserción en prensa escrita… A veces aciertan por casualidad, los gerentes no eligen un medio concreto buscando llegar a un público objetivo,  sino por el ego de ser vistos y reconocidos por sus vecinos, por costumbre como ya he dicho, o por el apoyo a un amigo comercial.

Una campaña de publicidad es sólo parte de un trabajo previo de marketing, un trabajo que brilla por su ausencia por falta de ganas en la muchos casos o por falta de mentalidad empresarial en otros tantos. Los administradores de pequeños comercios y sobretodo en zonas rurales funcionan por costumbres y tradiciones, esta mentalidad les pone en desventaja en situaciones económicas como la actual donde el ingenio, la constancia, la inversión inteligente del presupuesto son fundamentales y brillan por su ausencia. Anunciarse en un libro de fiestas patronales o en la televisión local porque sus comerciales llegaron antes que el comercial del periódico es otro de los claros ejemplos de cómo tirar el dinero a la basura. Si piensas que el anuncio de la tarjeta de tu comercio escaneada y pixelada es lo que necesitas para tener más clientes estás completamente equivocado, es justo lo que necesitas para perderlos. Coge ese dinero y tiralo a la basura directamente porque al menos no perderás clientes (por la imagen lamentable) y tampoco perderás el tiempo pensando en esas frases imprescindibles que todo comercio pequeño que se “precie” quiere divulgar: más de 30 años… El mejor precio… Las mejores marcas de moda… Mensajes que se repiten en cada comercio, parece que en vez de haber 50 anunciantes en una empresa de comunicación haya 8, porque todos repiten lo mismo.

Pero basta ya de análisis, porque de lo que se trata no es de quejarse, sino de que una sola de las personas que lea este post se dé cuenta de que su publicidad sin un plan de marketing no sirve absolutamente de nada.

Reportaje recomendado en youtube. Pinchar aquí.

La solución como en casi todo pasa por la formación y cuando uno no quiere o no puede formarse lo inteligente es dejarse asesorar por un profesional, no de publicidad, sino de marketing. Desde aquí os animo a todos a que déis el paso, a dejar atrás las viejas y anticuadas costumbres, a abrir la mente para recibir un nuevo comercio, el tuyo. Mucho más dinámico, moderno, con muchos más clientes potenciales, con un mensaje claro y con un dinamismo que sin duda va a ser una ventaja frente a tus competidores.

No te anuncies en el medio de tu amigo porque sí, ni porque un comercial llegue antes que otro. Llama a un profesional de marketing y empieza a ganar dinero desde el primer minuto, ese minuto en el que te dirá que no vas a gastar ni un euro más en campañas sin sentido. Publicidad sí, pero con lógica.

Graba esto en tu mente: Destaca, no seas uno más. Confía en el marketing

Si te ha gustado este post compártelo en las redes sociales con los botones que verás abajo y deja un comentario. Gracias.

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *